domingo, abril 02, 2006

Un mexicano en una tienda en Madrid

Las variaciones de cada país sobre una misma lengua siempre son interesantes (especialmente si uno se las encuentra en una tienda de chinos en Madrid). Ante la duda, ni abrí la puerta ni compré nada.