sábado, mayo 13, 2006

Ya casi termino con esto, lo prometo

Lo sé, lo sé, mea culpa pero Foucault está esta semana abarcando la totalidad de mis pensamientos, así que al menos comparto algunas cosas que me suenan interesantes. Esta vez del libro: "El yo minimalista":

En nuestra sociedad el arte se ha transformado en algo relacionado sólo con objetos, y no con individuos, o con la vida; que el arte es algo especializado, realizado por expertos, que son los artistas. Pero ¿No podría la vida de cada uno transformarse en una obra de arte? ¿Por qué pueden una lámpara o una casa ser objetos artísticos, y no nuestra propia vida?

A lo que mi amiga Brenda agrega: "además, hay que ser una obra de arte itinerante"