jueves, junio 15, 2006

Reflexiones comunitaristas

En Japón es muy común que cuando se conocen dos personas lo primero que se intercambien sean sus tarjetas de presentación, recuerdo una caricatura de hace ya bastantes años (lo siento, la busqué sin éxito) en donde dos personas se saludaban y, en el globito, en lugar de aparecer un "hola" o un "buenos días", aparecían dos direcciones de correo electrónico. Estaba pensando en esto de los blogs, en su posible utilidad, en su capacidad para "alinear intereses" (¿ven cómo sí me estoy empapando de Teoría Actor-Red?, ya no dije "impacto") y generar redes. Ayer, con el Mr. Nettizen y con el "nuevo fichaje" del equipo de investigación: la Hacktivista N.1 (Adolfo, tienes que conoces a esta morra, aquí tienes una probadita), hablábamos de ello y les comentaba que no había recibido un solo comentario en esta "enchilada" ;) de alguien desconocido, mis 4 o 5 lectores son los compas de siempre (por eso se ha vuelto tan "íntimo" este asunto), así que claro, para mi el blog, más que un ejercicio intelectual (esos los tengo en vivo con los colegas o en mis nuevas libretas "cool"), es una puesta en escena de lo que ando haciendo para estar en permanente contacto con los compas. Así que a veces me pongo más "intelectual" (lo intento al menos) y a veces me quito la "casaca" y soy sólo yo: "el otro". De todas maneras, pensándolo bien, este blog sí me ha traído algo fácil de poner como un antes y un después: un buen compa que aquí me defendió (vaya defensa compa, gracias). Así que nada, intentaré ser más académico pero de repente se me escaparán un par de chorradas, total, ¿así soy yo no?